Archivo de la categoría: En letras

La baja velocidad de Internet en Venezuela

image

Recién en los primeros días de abril, la Compañía Anónima Nacional de Teléfonos Venezuela (Cantv) anunció con bombos y platillos el aumento de la velocidad de navegación banda ancha (ABA) de unos escasos (y aproximados) 1,8 megabytes por segundo (Mbps) a 4 Mbps.

Para ello, inyectaron más de 514 millones de bolívares para hacer que la velocidad de Internet en suelo criollo fuese un poquito más rápido.

Aún con eso, Venezuela dista mucho de gozar de una buena velocidad de Internet. El servicio sigue siendo lento y costoso.

Según la firma de investigación Ookla, en estos momentos Venezuela tiene una velocidad de 1,92 Mbps. De una lista de 182 países, se ubica en el puesto en el puesto 166. Es el tercer país latinoamericano con la velocidad de banda ancha más lenta; solo le ganan Nicaragua (puesto 173 con 1,61 Mbps) y Bolivia (puesto 176 con 129 Mbps).

En el caso de que Venezuela incremente su velocidad de ABA a 4 Mbps, su situación mejoraría un poco, aunque no sustancialmente. Se ubicaría en el puesto 118 por detrás de países como Filipinas, Angola, Albania, Colombia, Etiopía, Bielorrusia o Kenia, solo por nombrar algunos.

Hong Kong (la provincia administrativa de China) sigue ostentando el primer lugar en el ránking de velocidad de Internet con unos envidiables 44,55 Mbps. En los primeros diez lugares le siguen Lituania (39,19), Singapur (37,64), Andorra (36,49), Taiwán (35,96), Corea del Sur (34,19), Luxemburgo (33,99), Japón (33,23) , Macao (32,42) y Holanda (31,35).

En los últimos diez lugares están Benin (0,97 Mbps), Malawi (1,00), Uzbekistán (1,02), Botsuana (1,07), Siria (1,24), Argelia (1,26) Bolivia (1,29), Egipto (1,48), Bangladesh (1,55), Nicaragua (1,61) y Lesoto (también 1,61)

El país latino con la mayor velocidad es Uruguay, que se ubica en el puesto 50 con 12,02 Mbps.

Anuncios

Nuevas medidas antipiratas

Six-Strikes

La guerra contra la piratería está declarada con medidas que, hasta el momento, han tenido cierta eficacia desde la prohibición de la segunda mano hasta limitar la velocidad de Internet.

No es de extrañar. Solo las pérdidas económicas por el comercio de la piratería alcanzó la cifra de 59 mil millones de dólares según la Business Software Alliance, una cantidad que se alimenta especialmente en las economías emergentes: Brasil, China, Rusia e India.

El total de la piratería de software en todo el mundo es de 42%. Solo en Latinoamérica es del 64%.

La segunda mano

Aunque la información no es oficial, ya se ha corrido la voz de que la recién anunciada consola de videojuegos PlayStation 4 tendrá un sistema que detecte juegos de segunda mano con el fin de bloquear su uso.

Según el blog alt1040, se trata de un chip NFC (Near-Field Communication), una tecnología que permite transferir información entre dispositivos cercanos. El juego quedaría así ligado a la cuenta de usuario activada en ese momento en la consola. Si es así, también podría implementarse la misma tecnología en música, video y softwares.

Una mala noticia y (en mi opinión) una mala jugada de parte de Sony ya que se estaría limitando el mercado de videojuegos. Muchos productos pueden darse a conocer gracias a la segunda mano.

Habrá que esperar más información del PlayStation 4 para saber si Sony instalará realmente esta tecnología.

Marcas de agua

El terror para los discos piratas, especialmente para los de Blu-ray con el ya conocido (y odiado) Cinavia, un sistema de marcas de agua que ya tiene un tiempo pero que se ha desatado desde hace poco más de un año.

La tecnología, creada por la compañía Verance (Estados Unidos), fue aprobada en todos los dispositivos Blu-ray por la Advance Access Content System Administrator en consorcio con Universal Studios, Sony Pictures Entertainment, Warner Bros. y Twentieth Century Fox Film Century. Cuando las películas de Blu-ray tienen una marca de agua Cinavia, el lector, previamente instalado en el reproductor, detecta la marca de agua y detiene el sonido de la película. Un mensaje aparece en pantalla diciendo que la reproducción fue detenida.

Esto pasa cuando el reproductor es conectado al Wi-Fi para su actualización. No sucede en otros reproductores, como los DVD. Y aunque ya hay algunos tutoriales en Internet para saltarse estas marcas de agua, es una medida que ha tenido impacto.

Six strikes

Una medida antipirata nada nueva, pero que recién fue aprobada el pasado 25 de febrero en Estados Unidos. Se trata de limitar la velocidad de Internet en caso que se utilice la conexión para descargar copias ilegales.

Hasta el momento, se sabe que Six Strikes no interrumpe la conexión, aunque hay otros que aseguran que esto puede llegar a ocurrir.

Se llama así porque los proveedores de la conexión envían hasta seis avisos de que la conexión está siendo utilizada para conseguir archivos ilegales. A la sexta advertencia, se toman las represalias.


Internet no anónimo

Me llama la atención que muchas personas sostengan, incluso en estos días, que la principal ventaja de Internet es que permite el anonimato de sus usuarios, como si todavía nos encontráramos usando esas páginas de chats mucho antes de la llegada de las redes sociales.

No se puede negar que el anonimato en Internet es fácil de hacer. Solo basta colocar un nombre falso y se puede cambiar la apariencia, edad, sexo y gustos. Se puede conversar con otros, amenazar, ligar, insultar, menospreciar, espiar y distorsionar preservando la identidad real. Muchas acciones negativas.

Mark Zuckerberg, el mismo de Facebook (al fin y al cabo llegó a hacer unas cuantas acciones no tan “santas” en Internet), dedujo que la Web tenía que ser comunicativa y transparente en el gran sentido de la palabra. De hecho, una de las primeras condiciones en Facebook, y la que motivó gran parte de su éxito, fue que los usuarios debían tener una “identidad verdadera” en la red social.

MySpace, una red social más popular que Facebook en ese entonces (2006) si permitía el anonimato de sus usuarios. La red de Zuckerberg no tardó en ganarle.

La “verdadera identidad” en Facebook es colocada en comillas ya que nada en Internet está exento de perfiles anónimos (no hay ley que controle). El anonimato no tardó en llegar a la red social pero, si los usuarios hacían caso de los controles de seguridad básicos, fracasaba en gran parte.

Lo mismo pasa con Twitter, que añadió el “check” a las cuentas más propensas a ser falsificadas (la de los famosos). Más empresas de Internet están trabajando para acorralar a los perfiles falsos, aunque a medias. Como ha ocurrido en la historia de la humanidad, el anonimato siempre existirá para el que quiera ocultar algo.


Twitter: el ejemplo de Suecia

Si hay algo para lo que funcionan las redes sociales es para conocer lo que ocurre en otros países. En un aldea mundial cada vez más pequeña, Facebook y Twitter  hacen de una “ventana” que nos muestra los hechos de otras naciones de mano de sus propios ciudadanos.

Los gobiernos saben de esto (no todos) y han impulsado lo que se conoce como las políticas sociales a través de Internet. Campañas que involucran a los usuarios de las redes sociales, quienes van a encargarse que esas políticas trasciendan las fronteras.

Muchos países están haciendo uso de las redes sociales para estas políticas. El gobierno de Obama es un ejemplo (su discurso de campaña rompió récord en Twitter). Pero si hay una nación que ha marcado la pauta es Suecia a través de su campaña Curators of Sweden.

Esta iniciativa, creada por  el Svenska Institutet y la oficina de Turismo de Suecia, muestra a varios jóvenes suecos que explotan las bondades de su país con el fin de incentivar la visita de extranjeros a este país nórdico. Lo que hacen es tuitear durante una semana desde la cuenta oficial @Sweden y, con bastante humor negro, relatan lo que hacen en su vida cotidiana.

“The swedish national dish `kebabpizza´, a genius outcome of swedish immigration policies” (El plato nacional sueco “kebabpizza”, un resultado genial de las políticas de inmigración de Suecia), escribió uno colocando la foto del plato.

La iniciativa ha tenido tanto éxito entre los jóvenes suecos que ya otros países se han copiado la idea. A raíz de @Sweden han nacido otras cuentas como @WeAreAustralia, @TweetWeekUSA y @CuratorsMexico. El video que creó la agencia Volontaire ganó el Gran Premio en la categoría Cyber del Festival de Cannes y el oro en los Premios Clio.

Les dejo el video.


BookCrossing: la biblioteca mundial

 

Si imaginamos que nuestros libros tienen voluntad propia y puedan viajar, “la biblioteca mundial” es lo más cercano a la realidad. En todo caso, un libro leído solo una o un par de veces por su dueño, y terminar en la biblioteca agarrando polvo, es desperdiciar su vida útil. Las novelas, biografías, cuentos y atlas deberían ser leídos varias veces. Y para garantizarlo, está el movimiento llamado Book Crossing.

“La travesía del libro” es una red en Internet en el que sus miembros comparten sus libros a aquellos que estén interesados en leerlos. En todo el mundo. Pero a nadie le gustaría dejarle su libro a un desconocido, y para ello se sigue una serie de pasos para registrar la obra en la página web oficial y así no perderle el rastro. Lo interesante es que, una vez que “liberes” a tu libro, puedes saber en qué país o ciudad se encuentra y quiénes lo han leído.

Así que la idea es que, si te encuentras un libro en un parque, una cafetería, en la universidad o en uno de los puntos destinados para el intercambio, y tiene la etiqueta de Book Crossing, lo leas y después se lo pases a otra persona, no sin antes introducir el código de la etiqueta en la página web. Por supuesto, es una actividad que necesita de mucha organización por parte de sus miembros.

El Book Crossing se practica mucho en EE.UU, Alemania, Reino Unido, Holanda, Francia, Canadá, Australia y España. Está presente en 139 países y la idea es que más personas se integren para que compartan sus libros.

 

A la venezolana

¿Es difícil pensar que se pueda hacer algo parecido en Venezuela? No sería descabellado. Según cifras del Centro Nacional del Libro (Cenal), para 2012 Venezuela se ubica en el tercer puesto de lectoría en el continente latinoamericano. Pero de ahí a dejarle tus libros a unos desconocidos hay un buen trecho.

Actualmente, en Chacao se realiza cada pocos meses un cambalache de libros. Es lo más cercano que tenemos al Book Crossing. Agarras un libro que tengas y que ya lo leíste (o que no quieras tener) y lo cambias por el que más te agrade. Fui al último en la plaza Los Palos Grandes y conseguí obras como Oliver TwistEl Viejo y el MarEl Retrato de Dorian GreyPantaleón y las Visitadoras. Claro, se encuentran en tan mal estado que casi por seguro que los volveré a cambiar apenas termine de leerlos.


Contra los spam

¿Podrá Microsoft ganarle la batalla a los spam? Está en veremos. Pero obviamente, el gigante de la tecnología no se quedará de brazos cruzados mientras esos indeseables mensajes repetitivos nos sigan llegando a nuestros correos electrónicos.

Microsoft ha subido un video de cómo solucionaría el problema del correo basura con buenas dosis de sarcasmo, cinismo y, sí, algo de patetismo intencionado. En él se aprecia la creación de un programa asistencial (con poca audiencia) para que los internautas sean parte de esta campaña.

Les dejo el video.


Apatía en un click

El 5 de marzo de este año, la Organización No Gubernamental Invisible Children subió un video a YouTube que se ha convertido en todo un hito en la historia de esta red social. Kony 2012 tiene 88.406.807 visitas al momento de redactarse esta nota, el documental ha sido compartido infinitas veces en Facebook y Twitter y ahora millones de personas en todo el mundo conocen las barbaridades que realiza este hombre en Uganda.

Y sin embargo, pese al desprecio que se ha ganado este hombre entre los internautas, las cosas en su país siguen igual. Como salió publicado en BBC Mundo, el video hecho por Invisible Children es un experimento social para medir la importancia de las publicaciones en las redes sociales y no una campaña en contra del africano. Y el resultado es que estamos ante un fenómeno generacional, nada nuevo, en el que todo lo que está en la Web y al alcance de un click es lo más importante; pero no lo que hay más allá de una pantalla.

Kony 2012 es solo un ejemplo. En Twitter y Facebook hay infinidades de casos de “Dale me gusta a esta página para luchar contra (introducir el nombre de una persona) por torturar a animales indefensos”; o “Comparte esta foto para que todo el mundo vea como (introducir el nombre de una empresa) está talando árboles ilegalmente en el Amazonas”.

Pero la realidad es que darle al botón de “Me Gusta”, retuitear o compartir, pese a que hace que la información le llega a más personas, no cambia el curso de la historia.

El problema va más allá. Los jóvenes ya están considerando que aquello que no está en Internet no es importante. No solo incluye activismo social sino búsqueda de empleo, información, libros, entre otros. “Gran parte del tiempo que los usuarios de Internet pasan conectados al día se enfoca en saciar sus necesidades de información noticiosa, aunque no tanto como el tiempo dedicado a entretenimiento o interactividad personal”, explicó Víctor Suarez en una columna publicada en el diario El Universal el día 8 de abril de 2012.

En resumidas cuentas, la generación de la información está cayendo en una apatía en todo lo que se desliga de la tecnología. Sin embargo, muchos problemas actuales no se resuelven desde una computadora, smatphone o tableta.

La vida virtual está creciendo rápidamente y le pisa los talones a la vida física (entendiendo la primera como todas las actividades que desarrollamos en Internet). Una vez, una profesora le dijo a una clase de periodismo web y multimedia de la que formaba parte: “¿será que en un futuro lo único que vamos a hacer será con una pantalla delante de nosotros?”. Aunque suena y se lee descabellado, ya vemos que el que no tiene Internet está atrasado.